Milagro Alemán…, o de los países Aliados? (Acuerdo de Londres 1953).

¿Cómo vamos a hacernos una composición de lugar, sin conocer los antecedentes?

La historia puede resumirse, pero no omitirse. Por lo tanto, es imprescindible hacer un resumen:

  • ¿Cómo era Alemania antes de la Segunda Guerra Mundial?

“Adolf Hitler (20-04-1889/30-04-1945), fue el presidente y canciller de Alemania entre 1933 y 1945.
Llevó al poder el Partido Nazi, y lideró un régimen totalitario durante el periodo conocido como Tercer Reich o Alemania Nazi.
(El término nazi es el apócope del nacionalsocialismo en alemán, ideología institucionalizada en el  Partido Nacional Socialista Obrero Alemán, (NSDAP)”.

  • ¿Cómo llega al poder?
English: Dust jacket of the book Mein Kampf, w...

English: Dust jacket of the book Mein Kampf, written by Adolf Hitler. Courtesy of the New York Public Library Digital Collection. (Photo credit: Wikipedia)

“Hitler intenta una insurrección, conocida como el Putsch de Münich La insurrección fracasa y Hitler es condenado a cinco años de prisión. Durante su estancia en la cárcel redacta la primera parte de su libro Mein Kampf  (Mi Lucha)en  el cual expone su ideología junto con elementos autobiográficos (realiza numerosas referencias a la deuda alemana de la Primera Guerra Mundial y a las consecuencias negativas que conllevó).
Liberado ocho meses después, en 1924, Hitler consigue obtener creciente apoyo popular mediante la exaltación del pangermanismo, el antisemitismo y el anticomunismo, sirviéndose de su talento oratorio apoyado por la eficiente propaganda nazi y las concentraciones de masas cargadas de simbolismo. Ascendió al poder durante un período de crisis económica, social y política, acentuada por los efectos de la Gran Depresión de 1929 y el descontento y frustración popular en Alemania consecuencia de la derrota en la Primera Guerra Mundial.
El objetivo de Hitler era establecer un Nuevo Orden de la Alemania Nazi de absoluta hegemonía en el continente europeo.

Hitler y Goebbels, Ministro de Propaganda, se esforzaron primero en ganarse la confianza de la clase trabajadora: después de restablecer el 1 de mayo como día festivo; los nazis organizaron manifestaciones de obreros por todo el país; Hitler en persona habló en el aeropuerto de Tempelhof frente a cien mil trabajadores, promoviendo el “motto”: “Honor, trabajo y respeto para el trabajador”.
Al día siguiente, el 2 de mayo, la actitud del gobierno cambió drásticamente, todos los sindicatos fueron disueltos y “coordinados” forzosamente en un sindicato único, el Frente Alemán del Trabajo, y sus líderes fueron colocados bajo “custodia protectora”, un eufemismo que implicaba la internación en un campo de concentración; ni siquiera aquellos que habían estado colaborando con el régimen nazi se salvaron.
Hitler promovió el rearme de Alemania y tras la invasión de Polonia de 1939 por la Wehrmacht en septiembre de 1939 se inicia la Segunda Guerra Mundial.
Llevando a cabo esos actos, Hitler violó el Tratado de Versalles de 1919 que establecía las condiciones de la paz tras la Primera Guerra Mundial.

(Por motivos raciales, Hitler fue causa de la muerte de 17 millones de personas, incluyendo seis millones de judíos y entre 500 000 y 1 500 000 de gitanos. A eso se le denominó el Holocausto)”.

“Albert Speer llegó a emitir el siguiente comentario: «En el lugar donde debía haber un corazón en el pecho de Hitler, había un gran hueco» “.

Quién de nosotros, no se ha preguntado alguna vez, viendo la férrea mano de Ángela Merkel, insensible a la desolación que está llevando a los países rescatados, si en verdad, lo tiene.

 

  • ¿Quiénes eran los Aliados en la Segunda Guerra Mundial?

“Los Aliados fueron los países opuestos oficialmente a las Potencias del Eje durante la Segunda Guerra Mundial.
Los principales integrantes eran Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte,Francia, Estados Unidos y la Unión Soviética, quienes luchaban contra el expansionismo de Alemania, Reino de Italia e Imperio de Japón  (El Eje)”.

  • Fin de la Segunda Guerra Mundial.

“El 5 de junio de 1945, las cuatro potencias firmaron el documento en Berlín y el de facto se convirtió en de iure. Durante los cuatro años y medio siguientes, Alemania estaría sujeta al gobierno militar de los vencedores.

“Los gobiernos de los Estados Unidos de América, la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas y el Reino Unido, y el gobierno provisional de la República Francesa, asumen por este medio la autoridad suprema con respecto a Alemania, incluyendo a todas los poderes poseídos por el gobierno alemán, el Alto Mando Militar y cualquier gobierno o autoridad estatal, municipal o local. La asunción, para los propósitos señalados sobre dicha autoridad y las potencias no afecta la integridad de Alemania”
En 1949, la zona de ocupación soviética se convirtió en Alemania Oriental (República Democrática Alemana—RDA). En ese mismo año, las otras tres zonas se convertían en Alemania Occidental (República Federal de Alemania o RFA)”.

Debido a la diferencia horaria, muchos no celebraron el fin de la guerra, hasta el 6 de Junio.
Cuando se inició el  “Juicio de Nüremberg”, el pueblo alemán, que en la ciudades cercanas a los Campos de Concentración veía posarse una fina capa de polvo gris, alegó desconocer que eran las cenizas de millones de personas, exterminadas en los crematorios.

Hoy, todo parece centrarse en la expectativa de las próximas elecciones en Alemania, que pueden dar un vuelco a su política con respecto a la UE.

¿Podemos fiarnos de que, lo que una parte de los alemanes piensan al respecto o nuevamente caerán sobre Europa, las cenizas económicas de pueblos exterminados?
Todos los medios habían justificado hasta ahora las duras medidas que impone, recordando que Alemania aún tenía presente la inflación de la posguerra, que hacía necesaria una carretilla de dinero, para pagar una barra de pan.

Nadie parece recordar, convenientemente, la ayuda que recibió de los Aliados.

Eso, pertenece al pasado.
¿Un pasado que llega hasta el año 2010?

 

Con una Alemania dividida e inmersa en el epicentro de la Guerra Fría, los Países Aliados  tomaron una decisión.
No es que fueran bondadosos, con el mundo divido entre el “Bloque Atlántico” y el “Bloque del Este”, debían garantizar que Alemania Occidental (RFA) se convirtiera en un elemento estable, partiendo de este principio: Debía reembolsar su deuda, “manteniendo un alto nivel de crecimiento y una mejora en las condiciones de vida de la población”.

 

“Alemania fue un importante problema porque era considerada como el centro del poder del continente, y ambos lados creían que podía ser crucial para el balance de poder mundial. Aunque ambos hubieran preferido una Alemania neutral unida, los riesgos de que cayese en el campo enemigo para ambos lados eran demasiado altos, y por lo tanto las zonas temporales de ocupación de post-guerra se convirtieron en fronteras permanentes”.

“En 1950 los países aliados Estados Unidos, Reino Unido y Francia, establecen un plan para la liquidación de la deuda de la República Federal Alemana (RFA), “asegurando una negociación “justa” pero que tenga en cuenta los problemas económicos del país para la restauración de su solvencia, asumiendo que su efecto, no debe desequilibrar su situación económica ni afectar sus divisas”.

Además, Alemania después de la Segunda Guerra Mundial, había recibido donaciones en una cantidad considerable, especialmente, en el marco del Plan Marshall.

 

“El Acuerdo de Londres de 1953 se selló con una reducción de la deuda alemana del 62,6%. Para que pudiera pagar, debían resolverse estos problemas:

  1. La futura capacidad productiva de bienes exportables y la capacidad para la sustitución de importaciones
  2. La posibilidad de vender mercaderías alemanas en el exterior;
  3. Las condiciones de comercio en el futuro;
  4. Las medidas fiscales y económicas internas necesarias para asegurar un superávit para exportar”.

“En el período 1950-1951 las importaciones de Alemania (Reino Unido, de Francia Estados Unidos,Bélgica, Países Bajos, Suecia y Suiza), llegaban al 66%”.

Sus acreedores no solamente dejaron de cobrar parte de la deuda, sino que cedieron sus ventas, a cambio de hacer crecer el tejido productivo de Alemania.
La ayudaron a crecer, para que se convirtiera en solvente… y pudiera hacer frente a sus deudas.

Cuando los países rescatados presentan su queja, Alemania les responde: “Privatiza, privatiza más y más rápido”.

 

“El gobierno alemán durante las negociaciones, debió desempeñar dos roles: “el de defender los intereses de los deudores privados alemanes y el de negociar para sí mismo, como representante del mayor deudor”.
“Entre los participantes firmaron representantes de gobierno, de los grandes acreedores privados y representantes de acreedores y bancos centrales, de un total de 26 países”.
“Los gobiernos de los países ocupantes se presentaron como moderadores que apoyaron el proceso de negociación entre deudores privados y acreedores”.
“Según el “Informe final de la conferencia sobre la deuda externa alemana”, los complementos enumeran las relaciones de deuda acordadas para el procesamiento del desendeudamiento así como las “exigencias de condonación” divididas en 4 categorías de deudas:

  1. Deudas públicas.
  2. Préstamos de privados.
  3. Deudas detenidas.
  4. Consta de las deudas comerciales y las restantes”.

“En caso de litigio con los acreedores los tribunales alemanes (la potencia agresora) eran competentes: «los tribunales alemanes, la podrán rechazar  si «la ejecución de la decisión fuera contraria al orden público», (p.12 del Acuerdo de Londres)”.


“Alemania estaba autorizada a
no disponer más del 5 % de sus ingresos por exportación al pago de la deuda. Esto quiere decir que Alemania occidental no debía dedicar más de una vigésima parte de sus ingresos por exportación, al pago de su deuda”.
“En la práctica, Alemania no destinó jamás más del 4,2 % de estos ingresos al pago de la deuda (cifra alcanzada en 1959)”.
“Y otra medida excepcional fue la
aplicación de una reducción drástica del tipo de interés, que osciló entre 0 % y 5 % sobre marcos alemanes”:
“Alemania reembolsaría lo esencial de sus deudas en su propia moneda fuertemente devaluada”.

El problema de la deuda alemana no seria solucionable con medidas restrictivas ni políticas de austeridad que desencadenarían una reducción del comercio, de la producción y el consumo, sino exclusivamente con el desarrollo, la potenciación y la liberalización del comercio exterior. De esta manera, no se desestabilizó la economía alemana y se permitió que se consolide la nueva moneda, el marco”.

“Sin embargo, el Tratado de Londres establecía que el abono de un total de 125 millones de euros  para el pago de los intereses de empréstitos extranjeros quedaran en suspenso hasta la reunificación de Alemania, que se produjo el 3 de octubre de 1990″.
“El acuerdo establecía para Alemania “la posibilidad de suspender los pagos para poder renegociar las condiciones si se producía un cambio substancial que limitase la disponibilidad de recursos”.

“Hasta 1983 la República Federal de Alemania abonó 14.000 millones de marcos. “El pago de la deuda se reanudó en 1996, su último plazo se pagó oficialmente en Octubre de 2010, fecha en la que puede darse por concluida, por lo menos financieramente, la Primera Guerra Mundial para Alemania”.

¿Quién representa al pueblo español, para negociar con la UE?

 

En este momento, un Gobierno que no solamente ha incumplido en su totalidad su programa electoral, sino que además está decidido a privatizar todo lo conseguido durante treinta y cinco años, ya que, acabada la burbuja inmobiliaria, debe cambiar “la dieta” alimentaria de los que han colaborado a hundir la economía: “los corruptos” que tanto han beneficiado la subsistencia de su partido.

 

¿Os acordáis de la frase de Montoro: Deja caer a España, que ya la levantaremos nosotros”?

Hoy, carentes de ideas para luchar contra el paro que asola a los trabajadores, simplemente esperan a que “escampe”, cerrados a cualquier acuerdo que no sea aceptar lo suyo.

Mientras tanto, se aprovechan de una mayoría que le dieron los que no han votado, para imponer sus ideas fascistas. Hasta ahora, creyendo que sólo con recortes dictados por su ideología, este país salía adelante.
Esta visto que no.

 

  • Reforma Constitucional Española 2011

“En el año 2008 los estados miembros de la Unión Europea (y gran parte del resto de países) se vieron inmersos en una crisis económica. Países como Francia y Alemania propusieron que los estados de la zona euro incluyesen en sus respectivas constituciones medidas destinadas a limitar el déficit público. Del mismo modo se indica que el pago de la deuda “gozará de prioridad absoluta”.

La reforma contó con el apoyo de los dos partidos mayoritarios PP PSOE y también de UPN. Puesto que PSOE PP tenían conjuntamente más del 90% de diputados y senadores.

Punto 4  del art. 135:4.

“Los límites de déficit estructural y de volumen de deuda pública sólo podrán superarse en caso de catástrofes naturales, “recesión económica o situaciones de emergencia extraordinaria” que escapen al control del Estado y perjudiquen considerablemente la situación financiera o la sostenibilidad económica o social del Estado, apreciadas por la “mayoría absoluta” de los miembros del Congreso de los Diputados”.

¿Los países miembros de la UE que lo solicitaron, han modificado sus Constituciones?
¿No han entrado ya estos países,que pregonaban las ventajas del “ajuste del gasto” en recesión económica?
Cierto es, que los países miembros de la UE, no han vivido una guerra. Al menos declarada oficialmente entre países. Hecho que podría alegar Alemania.
Pero no es menos cierto, que los mercados financieros han dejado una Europa arrasada.
Una Europa, que sus miembros, no han sabido defender.

 

Un país como Alemania, que ha sido tan hábil, para aprovechar su área de influencia durante la Guerra Fría, renegociando su deuda de forma tan ventajosa, está consiguiendo con su prepotencia económica hundir definitivamente a Europa.
Deberían aprender cómo se representa y se defiende un país, éstos politicuchos de tres al cuarto que tenemos.
¿Qué habría pasado si ajustándonos a la reforma de la Constitución, por “mayoría” los miembros del Congreso que están denunciando la gravedad económica por la  que atraviesa España, hubieran declarado estar frente a una recesión económica o situaciones de emergencia extraordinaria”?

 

No elucubremos: Nuestra casta política no es capaz de un gesto de tal envergadura.

 

Todos los países miembros de la UE, al principio de la crisis, pregonaron insistentemente, que iban a adoptar las medidas necesarias, para que los mercados financieros, nunca más, pudieran provocar otra.

Y acabaron sometidos a ellos.

El resultado es que los ciudadanos, estamos pagando con muchísimo dolor y a costa de nuestros derechos, la gran aventura de la Banca y, en el caso de la Cajas, con dinero público.
La impresión que recibimos de Alemania, empeñada en el “austericidio” es que el gen germánico de la dominación y el sometimiento de los pueblos, es tan fuerte en ellos que, al parecer, morirá matando el euro, dejando arrasados los países que han rescatado.
Y los que no.

 

(De haber recibido Grecia lo que tan generosamente perdonó en la renegociación de la deuda alemana de la guerra  – independientemente de la corrupción de sus gobernantes -, el pueblo griego no estaría padeciendo un suplicio que al parecer, vamos  camino de sufrir cada vez más, en nuestras propias carnes).

 

Claro, por supuesto, España no está “rescatada oficialmente” (dado su volumen, no sabemos si la UE habría estado en condiciones de hacerlo).
Así que, con haber rescatado al sistema financiero (una propinilla para la UE, vamos), el Gobierno que nos desgobierna, ha asumido “de motu propio”, aplicar la doctrina de los países que sí lo han sido, a España.

 

Y, ¿ qué ha hecho Alemania, con respecto a su banca?
Se ha negado con insistencia, a que pase el test de stress.
En su país, también coexisten ciudadanos de dos velocidades.
Sólo por dar dos sencillos ejemplos.
Puede haber vida fuera del euro.
Hasta  ahora, Alemania está consiguiendo, después de la inmensa ayuda recibida, someter a Europa.

El sueño de Hitler, se está cumpliendo, sin disparar una sola bala.

 

Lo que está claro, es que dentro de la UE, y desde Alemania, están empeñados en poner a muchos de sus ciudadanos, la estrella de David.
También alienta entre su población, la fobia contra “los vagos del Sur de la UE.
Las enormes protestas sociales y el surgimiento pujante de las fuerzas neo-nazis en Grecia, son directa consecuencia de las medidas dictadas por la Troika y por el pago de la deuda.

Y seguramente, empeore.

 

En España, un civilizado y no por eso menos activo 15M, sigue redoblado en sus demandas, al cabo de dos años.

Pero muchos ciudadanos, desde su “rinconcito” del “estado de bienestar” siguen su levantar su voz.

 

Cáritas, ya da de comer a 2.000.000 de ciudadanos en España, carentes de medios.

 

La historia, está inconclusa…, simplemente, se repite.
 

Adolf Hitler  http://es.wikipedia.org/wiki/Adolf_Hitler
Aliados de la Segunda Guerra Mundial
http://es.wikipedia.org/wiki/Aliados_(Segunda_Guerra_Mundial)
Fin de la Segunda Guerra Mundial en Europa http://es.wikipedia.org/wiki/Fin_de_la_Segunda_Guerra_Mundial_en_Europa
Guerra Fría (1953–1962) http://es.wikipedia.org/wiki/Guerra_Fr%C3%ADa_(1953%E2%80%931962)
Grecia-Alemania: ¿Quién debe a quién? (1) La anulación de la deuda alemana en Londres en 1953 http://cadtm.org/Grecia-Alemania-Quien-debe-a-quien,8390
Reforma constitucional española de 2011  http://es.wikipedia.org/wiki/Reforma_constitucional_espa%C3%B1ola_de_2011

4 pensamientos en “Milagro Alemán…, o de los países Aliados? (Acuerdo de Londres 1953).

  1. Pingback: Milagro Alemán..., o de los paíse...

  2. Impresionante que no destinara más del 5% de las exportaciones al pago de la deuda. Así sí se puede salir de una crisis. A la hora de salir de un momento difícil donde, en parte, nos han metido ellos se nos exijan lo que jamas se les han exigido.

    Esta crisis se está pareciendo cada vez más a la crisis que nos llevó a un Gran Crimen Mundial.

    Gran entrada como Gran Persona que eres. Felicidades y te animo a que prosigas en esta singladura bloguera.

    • Gracias por tu comentario. Creo que he tenido buenos maestros! Como bien dices, se están dando las mismas circunstancias: ciudadanos sin derechos y sin trabajo. Parece que no han aprendido nada, después de haber pasado por ello: Alemania se ha acostumbrado a ser la consentida de Europa.

  3. Excelente, mi querida Kam. La Historia se repite y, como bien dices, ese gen alemán tan representado por la mente fría y calculadora del beneficio propio nos procura ahogar sin miramiento de ningún tipo.
    El artículo, bien delimitado en sus fuentes y en los comentarios propios a través del color del texto, es magnífico. De una tirada, nos encontramos con informaciones acerca de la Segunda Gran Guerra, del Holocausto nazi, de los tratados europeos al respecto y la estrecha vinculación con el “Gran Desastre Económico” europeo actual, con la enorme ‘salpicadura’ a los países ‘vagos’ del sur de Europa, donde nos hallamos nosotros.
    La frialdad mental de Hitler y Merkel es semejante a la interiorización del nazismo en un desabrido y enfermizo Rajoy, el de la “superioridad de la estirpe”. Aunque en este caso se trate de un gran bobo.
    Gracias, mi enhorabuena!
    S

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s